jueves, 14 de febrero de 2013

Cuando dos elefantes luchan es la hierba la que sufre


Uno de los fenómenos editoriales indiscutibles de la temporada es Palmeras en la Nieve, el debut literario de Luz Gabás. Se trata de una monumental novela, tanto en extensión como en ambición narrativa y literaria en el que la autora aragonesa nos ilustra a través del pasado de dos hermanos la historia de España desde una perspectiva muy diferente: la colonial. Y lo hace con estilo y objetividad, presentando unos puntos de vista que nos permiten, como lectores, construir una visión completa de la problemática social que tuvo lugar en la época. 

Nos encontramos en el año 1953 y Kilian abandona la nieve de la montaña oscense para iniciar junto a su hermano, Jacobo, el viaje de ida hacia una tierra desconocida, lejana y exótica, la isla de Fernando Poo. En las entrañas de este territorio exuberante y seductor, le espera su padre, un veterano de la finca Sampaka, el lugar donde se cultiva y tuesta uno de los mejores cacaos del mundo. 

En esa tierra eternamente verde, cálida y voluptuosa, los jóvenes hermanos descubren la ligereza de la vida social de la colonia en comparación con una España encorsetada y gris; comparten el duro trabajo necesario para conseguir el cacao perfecto de la finca Sampaka; aprenden las diferencias y similitudes culturales entre coloniales y autóctonos; y conocen el significado de la amistad, la pasión, el amor y el odio. Pero uno de ellos cruzará una línea prohibida e invisible y se enamorará perdidamente de una nativa. Su amor por ella, enmarcado en unas complejas circunstancias históricas, y el especial vínculo que se crea entre el colono y los oriundos de la isla transformarán la relación de los hermanos, cambiarán el curso de sus vidas y serán el origen de un secreto de inesperado que será finalmente desentrañado cuando, en el año 2003, Clarence, hija y sobrina de ese par de hermanos, llevada por la curiosidad del que deseosa de conocer sus orígenes, se zambulla en el ruinoso pasado que habitaron Kilian y Jacobo y descubre los hilos polvorientos de ese secreto. 

Luz Gabás nos interna con gran agilidad en una novela histórica sin precedentes que avanza paralelamente en la actualidad, creando nuevas incertidumbres en cada página y sorprendiendo al lector con las actitudes de nativos y españoles. Según discurre la lectura nos adentramos en el universo de plantaciones de cacao, la verdadera realidad de lo que fue la explotación, la emigración y los choques culturales, en los errores, las injusticias y logros vividos en un momento que forma parte de nuestra historia reciente y desconocida. 

Nadie puede resistirse a esta historia cautivadora que recrea el pasado colonial en África, la diferencia entre dos culturas, dos países y dos épocas. Un recuerdo a la vida de tantos españoles que lo dejaron todo para buscar un futuro mejor en un lugar tan lejano como Fernando Poo. Hombres que cambiaron su vida en una tierra donde la nieve era protagonista por otra donde hacía calor todo el año, con una vegetación exuberante y donde las palmeras parecían la carta de presentación. Un momento en el que la vida no fue fácil para nadie. Porque, como recuerda la propia autora en el libro hay un antiguo proverbio africano que dice que cuando dos elefantes luchan, es la hierba la que sufre... Pase lo que pase, será la hierba la que sufra. Siempre ha sido así...


No hay comentarios:

Publicar un comentario