lunes, 14 de enero de 2013

La buena educación


Más de treinta años de experiencia avalan la trayectoria profesional de María Jesús Álava Reyes, licenciada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, experta en Psicoterapia por la Federación Europea de Asociaciones de Psicólogos, Máster en Psicología Pedagógica, Especialista en Psicodiagnóstico, Máster en Dirección de Recursos Humanos y Especialista en Coaching Ejecutivo. Estas son sólo algunas de las aptitudes que le han merecido ser considerada una de las «Top 100 Mujeres Líderes en España 2012», ocupando la primera posición en la categoría de Pensadoras y Expertas. 

Gracias a La inutilidad del sufrimiento, uno de sus mayores éxitos editoriales, muchos lectores siguen pudiendo reflexionar sobre la facilidad con la que sufrimos o, por decirlo de otra forma, ¿cuánta vida se nos escapa sufriendo?, ¿cuánta energía desperdiciamos?, ¿cuántas ilusiones y esperanzas tiramos?, ¿cuántas ocasiones perdemos?, ¿cuántas alegrías ahogamos?... De ahí que se inevitable plantearnos si hay justificación a tanto sufrimiento, si la vida es tan difícil y la felicidad tan imposible, si de verdad nos creemos que nuestro destino es sufrir o acaso estamos «aquí» para pasarlo mal. Casi nadie, al menos en nuestra sociedad occidental, contestaría de forma afirmativa a estas preguntas, pero lo cierto es que demasiadas personas parecen actuar como si creyeran en un destino fatalista de la vida. 

Tras La inutilidad del sufrimiento otra de sus publicaciones Recuperar la ilusión nos permitió reflexionar sobre todo aquello que no se puede comprar: cómo ser más flexibles, más generosos, más pacientes, más comprensivos, más humanos o más sabios con el objetivo, en definitiva, de ser mejores personas. Si se sufre cuando no sabemos amar, ni amarnos y si no hay nada que justifique ese encadenamiento, ese sufrimiento «tan inútil como prolongado», vamos a tratar de aprender cómo controlar nuestra vida de modo que podamos encaminarnos mejor hacia la ilusión y no hacia el sufrimiento. 

En su último trabajo, La buena educación”, María Jesús Álava Reyes ha formado equipo con Susana Aldecoa –actual directora del Colegio Estilo– para reflexionar de educación, «ese proceso que no termina nunca», como afirmaba Josefina Aldecoa, maestra, pedagoga y fundadora del colegio, inspirado en los principios de la Institución Libre de Enseñanza. Así, entre otros aspectos, nos detalla numerosos secretos del oficio de educar; aquellos principios básicos que no hay que olvidar (autodisciplina, motivación, placer de descubrir, capacidad de convivencia…); directrices para aprovechar y desarrollar la inteligencia; los límites y los recursos, siempre necesarios en los niños, que les faciliten su futuro crecimiento como personas, que les permitan superar las dificultades y aprender de las adversidades y frustraciones, que les potencien su capacidad para experimentar alegría y felicidad… Una interesante reflexión sobre el valor de la educación, de cómo enseñar con libertad y compromiso para llegar a convertirnos en adultos felices. En educar para saber vivir. 

El próximo viernes, 18 de enero, a las 19,30 horas, María Jesús Alava Reyes presentará La buena educación en el Salón de Actos del Edificio Hucha de la Fundación Caja Castellón, a las 19,30 horas, dentro del ciclo de charlas-coloquio “Femenino Singular”. Una oportunidad para conocer la importancia del desarrollo armónico de la persona con el objetivo de hallar la clara apuesta para que seamos las personas que queremos ser.


Imagen: Enduring Values, de Steve Lambert.

1 comentario:

  1. No conocía estos libros, lo que sí que conocía y que cada día tengo como algo más y más seguro es el hecho de que la fuerza real de cada uno de nosotros está en nuestra mente. Somos nosotros los que nos damos o nos quitamos la posibilidad de ser felices, por encima de la Sociedad, las institiciones, las oportunidades (o la ausencia de las mismas), etc.

    ResponderEliminar