sábado, 8 de diciembre de 2012

Seguir en la brecha cuando el mundo se mueve a tus pies


Todos recordarán a aquel que quería llevar su canto amigo a quién lo pudiera necesitar, que quería amor siempre en esta vida, sentir calor de una mano amiga, pero que no quería cantar solo. Lo que quería era un coro de pajaritos a quien llevar su canto amigo, porque quería tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar. 

Es lo que la escritora y periodista Nativel Preciado nos propone en el edificio Hucha de la Fundación Caja Castellón: una tarde llena de humor y sabios consejos para compartir, no con un millón, sino con 100.000 seguidores. Para ello viene con sus consejos sobre las nuevas tecnologías para los jóvenes que están ahora empezando en la vida y para los que ya han recorrido más de lo que les queda por ver. De paso reflexionará de sus experiencias y la fama, de los premios y del éxito. Todo con la idea de que los que resisten y se adaptan son los que finalmente triunfan no sólo en lo profesional, sino también en lo personal que, en última instancia, es lo que más importa. 

Cuando hablamos de seguidores es inevitable pensar en la red social Twitter, de la que España es el segundo país de Europa con mayor número de usuarios activos. Un dato que no deja de ser significativo estos días en que las redes sociales se han incorporado de manera natural a la vida diaria de casi todo el mundo. Porque si los jóvenes viven continuamente conectados, los mayores ahora, conscientes de la puerta que se les abre, comienzan también a incorporarse a esta red como uno de los mejores medios para difundir, compartir y recibir información. Efectivamente, la comunicación siempre ha sido inherente al ser humano y este foro virtual es uno de los escenarios más valorados para ello. Sólo es cuestión de tiempo y dedicación que los seguidores se incorporen a nuestra cuenta o perfil personal como un vecino, conocido o amigo más. Conseguir 100.000 seguidores en Twitter no es tarea fácil. Conocedora y buena usuaria de las redes sociales, Nativel Preciado lo sabe, y seguro que estaría encantada de alcanzar ese elevado número, como si de una importante meta se tratase. 

Para la autora Twitter es el perfecto reflejo de lo que es su vida, un medio maravilloso para conocer, para estar en contacto con los demás y sorprenderse todos los días. Una reveladora metáfora que le permite hablar a sus lectores y seguidores fieles sobre el mundo que nos rodea. Los recuerdos, vivencias, aprendizajes, experiencias, estudios o trabajos se presentan entonces a ritmo de tags y tweets, como una corriente de interesantes reflexiones que se van entrelazando. Asegura que la confianza en uno mismo es muy importante para seguir hacia adelante. Y, aunque el reconocimiento en los inicios profesionales es una ventaja que ya se mantiene durante toda la vida, fortalece la propia autoestima, no hay duda que el fracaso y las zancadillas desmoralizan de manera más acumulativa. Todos luchamos por encontrar nuestro lugar en el mundo. No basta con hacer las cosas bien; también es imprescindible saber venderse. Por eso, en esta sociedad globalizada que hace extremas las desigualdades, es necesario competir implacablemente para hacerse un hueco y defender el espacio propio. Para sobrevivir, el presente manda y los logros deben llegar cuanto antes. Así que cualquiera de nosotros con la decisiva ayuda de Twitter puede conseguir que sean mucho más fáciles de alcanzar, aunque sea por unos instantes en forma de "tuit". Es decir a golpe de 140 caracteres. 

La tarde del próximo miércoles, 12 de diciembre, Nativel Preciado presenta su último libro "Si yo tuviera 100.000 seguidores" en el Salón de Actos del Edificio Hucha de la Fundación Caja Castellón y esperamos compartir con ella una tarde llena de twitts.

No hay comentarios:

Publicar un comentario