miércoles, 3 de octubre de 2012

Contalles


Todos saben que el escritor Tomás Escuder nació en la céntrica calle Mealla de Castellón en 1946. Hay quien recuerda que se enamoró de las historias que le contaban en su casa al lado de la chimenea mientras su infancia transcurría en aquel Castellón eminentemente rural hoy ya desaparecido.

Poco después, y desde el momento en el que sus profesores le comentaron que redactaba muy bien, siendo todavía alumno de preparatoria, ya no dejó de escribir nunca más. Y qué duda cabe que a ello contribuyó poderosamente su madre, pues fue la responsable de despertar en Escuder una pasión por la literatura que ya no le ha abandonado.

Es por todo esto por lo que de adulto ha dedicado su vida a recopilar todas aquellas historias escuchadas y leídas en su infancia para publicarlas en los libros que ahora llegan a nosotros como lectores. Y es que también se dice que a quien le gusten las historias populares las encontrará en trabajos como Contalles, donde la fantasía y el humor se dan la mano. Todo tiene cabida, todo puede pasar en estas narraciones que son el mejor testimonio de la riquísima tradición popular castellonense.

El próximo lunes, 8 de octubre, víspera del día de la Comunidad Valenciana, en el Edificio Hucha de Castellón, muy cerca de lugar que vio nacer y crecer a Tomás Escuder, la Fundación Caja Castellón ha organizado una sesión de lectura de su libro Contalles, un trabajo editado por la antigua obra social de la Caja de Ahorros de Castellón en 1983. Escucharlas es una nueva oportunidad de dar un paseo por la geografía, el ambiente y las gentes de Castellón a través de la recreación literaria de las tradiciones orales, una de las partes más nobles de nuestra cultura popular.

Así es como será y nadie ha dicho nada en contra. Si quieres puedes creerlo, y si no, pues no lo hagas. Pero cuento contado, cuento acabado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario