sábado, 9 de junio de 2012

Una mujer marcada por el destino: Maha Akhtar


El destino manda en la vida de Maha Akhtar. Al conocer su vida, que parece de ficción, es inevitable pensar en los cuentos de hadas. Pero la realidad es que Maha es una luchadora. Trabajó para The Cure, el mítico e icónico grupo pop; fue colaborada del prestigioso periodista Dan Rather en la CBS, pero además también bailaba flamenco mientras la ciudad de Nueva York dormía, y además, al lado de la bailaora Manuela Carrasco

Sin embargo todo quedaría eclipsado momentáneamente cuando a los 42 años de edad, en 2005, su madre Zahra, antes de morir, le reveló en Beirut la verdadera identidad de su padre biológico. De repente descubrió que era la nieta del Marahá de Kapurthala y la tonadillera malagueña Anita Delgado, la mujer que en 1908 se convertiría, a los 18 años de edad, en esposa del maharajá Jagatjit Singh. Y fue entonces, al conocer quién era su abuela cuando pudo finalmente entender su fascinación por Sevilla y el flamenco. 

De todo ello dio debida cuenta en su libro 'La nieta del maharaní' la historia de las mujeres de su familia, que discurre entre Nueva York, Beirut, Londres y Nueva Delhi. Más adelante, en 'La princesa perdida', mucho más íntimo y personal, planteó una doble búsqueda: su identidad y la del camino de la esperanza. La historia de su madre, maltratada durante toda su vida, es una llamada a las mujeres víctimas de la violencia de género. Y ahora regresa con 'Miel y Almendras'. Dos ingredientes imprescindibles en los pasteles libaneses que nos recuerdan también los ojos como almendras y la piel de color miel de las mujeres libanesas. Dos ingredientes que, como se encarga de recordarnos Maha Akhtar nos recuerdan que la vida puede ser dulce como la miel, aunque de vez en cuando encontremos alguna almendra amarga. 

De paso nos ofrece una radiografía del Beirut actual a través de las vidas hilarantes de cuatro mujeres (sus amores, sus fallos, su trabajo, sus aventuras...) Cuatro mujeres que quieren ser perfectas mientras buscan el equilibrio entre las tradiciones y la modernidad. Una historia que, curiosamente, nació en el Cairo cuando Maha acompañó a su tía libanesa a una peluquería. Allí vio que hablaban de manera natural y abierta sobre asuntos que normalmente las mujeres no tratan en público. Por eso, en 'Miel y almendras', conscientes de que lo importante es la búsqueda de lo que a cada uno le hace feliz, expresan los temores y anhelos de su vida cotidiana y nos muestran cómo a pesar de los tiempos duros y todo lo negativo que puede ocurrir cuando el telón de fondo son los conflictos y la Guerra Civil del Líbano, estas mujeres luchan por conseguir lo que les llena y les hace felices. 

Porque cuando pensamos en Beirut la primera imagen que nos aparece es la de edificios negros y quemados, bombas explotando, rifles y mujeres llorando con niños en los brazos. Es una realidad de la región. Sin embargo, como afirma Maha, Líbano es un país bello con gente emprendedora y encantadora. Un país de gente que vive apasionadamente. Por eso busca ofrecernos la imagen de un país más allá de la guerra, la de un lugar de mujeres libres y modernas que, como Maha Akthar, luchan por encontrar su identidad mientras se benefician de la riqueza que significa la convivencia en este lugar que representa el puente entre Oriente y Occidente, entre lo musulmán y lo cristiano. 

Una historia de mujeres luchadoras que a pesar de los problemas a los que se enfrentan todos los días pueden llegar a ser felices. Solo es necesario levantarse y pensar que "hoy puede ser un buen día". El lunes a las 7.30 horas lo descubriremos en el Salón de Actos del Edificio Hucha de la Fundación Caja Castellón-Bancaja.



No hay comentarios:

Publicar un comentario