jueves, 29 de diciembre de 2011

Una España (perdida) para siempre


Como resultado de la colaboración de la Fundación Bancaja con la Hispanic Society of America nos llega la publicación Atesorar España, catálogo de la exposición homónima, en el que se muestra una selección de la que es considerada una de las mejores colecciones de fotografía de España que existen en la actualidad.

Gracias a la inspiración del filántropo Archer M. Huntington (1870-1955), fundador de la institución americana, tenemos la oportunidad de conocer cómo éramos hace un siglo, materializado en las instantáneas de ciudades pequeñas y zonas rurales de la entonces considerada la España más genuina y tradicional, un país alejado de la visión estereotipada de toros y pandereta. Así pues, son imágenes también de una España que voluntariamente se deseaba contemplar genuina y mítica, que ya entonces miraba hacia un ayer en trance de desaparecer de manera inexorable gracias a la irrupción de la modernidad industrial y urbana.

Pero en el deseo de compendiar el alma de España con la mayor exhaustividad posible, de mostrarnos la crónica visual de un tiempo que se ve en sus calles y plazas, castillos, iglesias y monumentos, paisajes rurales o marítimos, así como en las escenas de la vida cotidiana, el espectador queda atrapado por la sensación de deterioro y tristeza que lo envuelve todo. La imagen de la España que transmiten estas fotos es la de una existencia con toda seguridad más dura y austera, una España decadente, abandonada y aparentemente más fría. La de un país vivido en blanco y negro o en sepia.

Por eso, al ver estas fotos he recordado a mi abuela que, nacida con el siglo XX, me contaba su infancia de penurias, sacrificios y esfuerzos vividos siempre con resignación y dignidad. Me han evocado a ella, que nunca subió a un avión ni conoció más allá de Castellón, que nunca fue de vacaciones y se levantaba cada día con las luces del alba, que vivió en una España que afortunadamente hemos perdido. Que sea para siempre.





4 comentarios:

  1. Hace tres años, tuve la oportunidad de ver en el C.A.C. de Málaga la serie de cuadros sobre España que A.M. Huntington encargó en 1.911 a Sorolla. Fue una muestra impresionante, por la importancia del pintor y por el enorme tamaño de las obras, y obtuvo un éxito de público absoluto.
    He evocado la exposición al ver tu entrada de hoy dedicada al hispanista Huntington.
    Aquí tienes unos comentarios de prensa sobre dicha muestra: http://www.diariosur.es/20080719/cultura/sorolla-ilumina-malaga-20080719.html

    ResponderEliminar
  2. Unas fotos chulísimas.
    Aunque solo sea para verlas, no para vivirlas.

    ResponderEliminar
  3. Si es verdad, son chulas las fotos.
    Mi abuela tiendra 93 en Mayo, pasé Nochebuena con ella.

    ResponderEliminar
  4. hay pueblos muy bonitos dentro de nuestro panorama nacional

    ResponderEliminar