sábado, 15 de octubre de 2011

Jóvenes y valores, la clave para la sociedad del futuro


Ninguna de las generaciones que han precedido a la de los jóvenes de hoy en día ha tenido el nivel de vida del que ahora disfruta. Pero del mismo modo, la preocupación por el futuro de los hijos en un mundo cada vez más complejo va emparejada con la sensación de que no somos capaces de transmitir nuestros valores. El aluvión de estímulos que nos llegan a través de los medios de comunicación, la competitividad, la aceleración del consumo y los nuevos modelos de vida han provocado un cambio en las costumbres que se traduce en el miedo a asumir responsabilidades y en la pérdida del sentido colectivo.

Al hilo de esta idea, Javier Elzo, catedrático de Sociología en la Universidad de Deusto, presentará en la Fundación Caja Castellón el próximo miércoles, día 19 de octubre, a las 19,30 horas, una serie de consejos que contribuyen al fomento de los valores en el ámbito familiar para prevenir conductas de riesgo a partir del diálogo y la comunicación. Por la mañana la Fundación ha organizado un encuentro del profesor Elzo con 600 estudiantes de la provincia de Castellón en el que se abordarán también estos aspectos.

Afirma el profesor Elzo que los sistemas de valores dominantes en la sociedad occidental durante los últimos cincuenta años han condicionado las problemáticas actuales porque, dentro de una tendencia generalizada a la delegación de responsabilidades, hemos creado una sociedad de derechos sin el correlato correspondiente de deberes. Por ello, los jóvenes han crecido en un entorno sobreprotector y han recibido una socialización que no les ha preparado para enfrentarse a la sociedad en la que les ha tocado vivir, y en la que palabras como disciplina o responsabilidad no les son inculcadas.

De ello se deriva su afirmación de que a los padres actuales les falta tiempo para transmitir valores, que “han equivocado el nivel de vida con la calidad de vida y cada vez más inculcan en la disciplina para conseguir más dinero, más poder adquisitivo, un estilo de vida materialista". En su opinión, los padres deben actuar para que sus hijos "sean psicológicamente equilibrados, social y culturalmente insertados, éticamente responsables, capacitados para construir su futuro, dueños de sus vidas, actores y no meros espectadores, agentes activos y constructores de su destino". Sin embargo, afirma que en casi la mitad de las familias españolas falta comunicación entre sus miembros y sostiene que sólo cuatro de cada diez familias tiene capacidad para educar a sus hijos.

Si se supera con éxito la adaptación a la modernidad, las nuevas generaciones se insertarán con más garantías en la sociedad del futuro. Para ello, es indispensable la educación en valores, especialmente los valores de proximidad como la familia, los amigos, la lealtad a los suyos y la honestidad. Pero no debe confundirse la juventud con los jóvenes. Y nunca debe olvidarse que, a fin de cuentas, cada joven es una persona única.

2 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo.Que disfrutéis de esa conferencia....
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Me gustaría asistir,pero no voy a poder,¡qué pena!Le invito a pasarse por mi aula para que charle con mis alumnos sobre este tema, sería interesante...

    ResponderEliminar