jueves, 27 de octubre de 2011

Ay, muerte de mi vida


¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos? Éstas son las grandes preguntas que nos hacemos, y quizá la respuesta es la misma: venimos y vamos a un lugar que desconocemos. ¿Quizá ese lugar es el mismo? Así lo creían el hombre y la mujer cuando aprendieron a cultivar la tierra. De la Madre Tierra nacía todo y a ella todo regresaba para volver a dar vida: y es esta antigua forma de entender la muerte, como algo necesario, la que permanece en los cuentos populares de todas las culturas.

Esas son las preguntas a las que se busca dar respuesta la tarde del próximo 2 de noviembre, Día de los Difuntos, a través del maratón “Cuentos populares de la Madre Muerte”, que ha organizado la Fundación Caja Castellón en el edificio Hucha. Como en ocasiones anteriores, se contará con la participación de más de cien lectores, por lo que permanece abierta la invitación a todos aquellos que deseen formar parte de esta iniciativa de animación lectora.

Para ello se ha contado con el trabajo de la escritora y filóloga leonesa Ana Cristina Herreros, especialista en cuentos populares y en el romancero, que ha dejado a un lado las brujas y los monstruos para perseguir a la muerte a través de 25 países y 44 relatos populares con ‘la dama de la guadaña’ como protagonista, personaje cercano y nexo de unión entre los cuentos recopilados en lugares tan diversos como el Tibet, Cuba, México, Groenlandia, China, Irlanda, Japón o Marruecos, además de España. Con esta apuesta de Siruela por publicar aquellos temas de los que nadie habla se pretende devolver a la muerte su significado primero: una Muerte que, como nuestra madre, nos acompaña desde que nacemos, que trata a todos por igual y que nos permite descansar cuando el tiempo hace que la vida nos pese. Una Muerte que actúa con justicia, se enamora, es burlada, es amiga, y también una muerte de la que a veces se regresa... o que nunca llega.

En estos 44 cuentos (no hay que olvidar que el cuatro es el número de la muerte en la Cábala, y en China es el 44), prevalece la idea de una muerte que carece de connotaciones negativas, que se aleja de la idea del miedo y del pecado para considerar la idea de una muerte acogedora que ha pervivido en las tradiciones orales de todo el mundo, donde la muerte se celebraba tanto como la vida. Sin embargo, la imagen de la muerte empieza a empeorar, según Herreros, con el paso de la cultura rural y agraria a la urbana, un lugar de asfalto que nada nos enseña de la vida porque en él nada germina ni nada se entierra. Un lugar que se aleja de la muerte a través de los modernos tanatorios, donde se escamotea el duelo, el dolor y la imagen de la muerte, mientras que la tradición del Día de los Difuntos, que servía para recordarlos, se ha sustituido por la importada moda del Halloween.

El próximo miércoles tendremos la oportunidad de leer estos relatos y leyendas rescatados del olvido que, en algunos casos, se forjaron en la hoguera paleolítica y que fueron pasando de padres a hijos durante milenios, cuentos populares donde la muerte no se oculta, donde la muerte se mira cara a cara, sirven para vivir y nos devuelven a los tiempos en los que el hombre tenía confianza en el otro, sin miedo. No en vano, Ana Cristina Herreros resume lo estimulante de estas leyendas con una historia de principios de siglo: durante el estalinismo descubrieron que en un barracón de un gulag, los presos no morían. En esa nave, cuando sonaba el toque de queda y todo quedaba en silencio, una mujer se sentaba en su jergón y comenzaba a contar un cuento. Durante el relato, la gente que allí se hacinaba escapaba de su destino y vivía una nueva vida gracias, dice la autora, "a esos cuentos populares en los que la muerte no se oculta, se mira de frente sin miedo, sirven para vivir".

13 comentarios:

  1. Que morro!!!!!!!!!!!!

    Vaya plagio descarado han hecho del poster del proyecto de animación VivaCalaca!! de Ritxie Ostáriz. Igual no es ni plagio sino directamente coger su ilustracion y aplicarle un filtro.

    Video de VivaCalaca!!: http://vimeo.com/2815889

    ResponderEliminar
  2. El cartel se ha realizado a partir de la portada del libro motivo de esta actividad de lectura, con diseño de Fabio Marras. No deja de ser un atrevimiento la acusación de plagio por ciertos elementos que pueden resultar similares en el diseño de una calavera, un elemento típico de la representación de la muerte en culturas como la mexicana.

    ResponderEliminar
  3. Vicent Jaume Almela28 de octubre de 2011, 23:25

    Alfredo, esterem allí amb els poetes d'Alcap, ja tenim hora, serà un plaer participar

    ResponderEliminar
  4. Santiago Fernandez Rodriguez28 de octubre de 2011, 23:29

    Como te dije., estimado Alfredo, me es absolutamente imposible acudir, lo que no significa que no lamente no poder. Mucha gracia por ensar en mi e invitarme.

    ResponderEliminar
  5. Alfredo!!! que quiero apuntarme!!!Te dejé mi telefóno en la recepción del edificio hucha. De todas formas intentaré pasar antes del miercoles.

    ResponderEliminar
  6. Los miércoles no puedo, pero cuenta conmigo si hacéis algo parecido cualquier otro día de la semana.

    ResponderEliminar
  7. Alfredo!!!, tanto tiempo, éxitos en este y todos tus proyectos. Los mejores deseos desde Ecuador.

    ResponderEliminar
  8. Ana Acordagoitia Olabarria30 de octubre de 2011, 8:50

    Estoy bastante lejos compañero,que os vaya muy bien el maratón.....!!!!!!Bss

    ResponderEliminar
  9. cariñet tengo otra cosa a la misma hora, la proxima vez te leo hasta las 40 si hace falta, bsitos

    ResponderEliminar
  10. María Asunción Barraganes Ortells31 de octubre de 2011, 7:44

    Gràcies per convidar-me però no podré anar. Una abraçada.

    ResponderEliminar
  11. Ya me gustaría. Si tuvieseis un rato de lectura de 14h a 15,30h, si que iría. De todas formas, que lo paséis muy bien y que sea un éxito total.

    ResponderEliminar
  12. Maite Vernia Badenes31 de octubre de 2011, 12:44

    Me encanta el plan pero estoy en el teatro en una obra a beneficio del teléfono de la esperanza. Quizá la próxima vez

    ResponderEliminar
  13. Querido Alfredo, es una suerte que no te vayas de Castellón, lo siento por ti que te gustaría volar con tu mente inquieta, pero me alegro por nosotros, los que podemos disfrutar de tu interés y de la pasión que le pones a tu trabajo. Un abrazo. Carmen

    ResponderEliminar